FORMACIÓN BÁSICA


 

La formación básica para personas adultas se estructurará de forma modular en tres grados correspondientes respectivamente a:


  • Enseñanzas Iniciales I, debe permitir a la población adulta adquirir los contenidos elementales de matemáticas y de comunicación lingüística, comprensión, expresión e interacción oral y escrita, fundamentalmente, para favorecer la adquisición de las competencias básicas.

  • Enseñanzas Iniciales II, o de consolidación de conocimientos y competencias generales que posibiliten el desarrollo en todas las dimensiones de la persona adulta.

 

Las personas interesadas en mejorar y afianzar su formación básica pueden apuntarse a los Grados I y II de la Educación de Personas Adultas. Estos Grados están pensados para que los alumnos y alumnas mejoren sus niveles de lectura comprensiva y escritura, así como para recibir las enseñanzas fundamentales de matemáticas, ciencias e historia y geografía.

 

Lo que se pretende en estos niveles es ayudar a que este alumnado se integre mejor en la sociedad y pueda si lo desea continuar sus estudios en el Grado III.

 

La evaluación es continua y  se pueden apuntar a algunos ámbitos o bien cursar todos ellos.